"Me voy con el Creador", esta frase encendió las señales de alerta en la abuela de los dos niños asesinados en Godella (Valencia) presuntamente a manos de sus padres.

Los padres de los pequeños están detenidos por homicidio y según publica Levante ambos se decían seguidores de los Illuminati, una sociedad secreta que está a favor de un Nuevo Orden Mundial.

También el mismo medio apunta que una de las rarezas de Gabriel, el padre de los pequeños, estaba recolectar animales muertos y al parecer había colgado un cráneo de animal en la casa en la que vivían porque "decía que así les protegía de los demonios".

Desde el primer momento se sospechó de un doble asesinato, de hecho cuando los agentes acudieron a la casa encontraron al padre confuso y al parecer les manifestó su deseo de volver a Bélgica, su país natal porque "aquí ya no tengo nada que hacer. Están todos muertos".

El delegado del Gobierno en Valencia explicó que en la mañana del jueves se recibieron dos llamadas informando de que se habían escuchado gritos en la casa donde vivían de okupas el matrimonio con sus dos hijos: una bebé de cinco meses y un niño de tres años y medio.

Los cuerpos de los niños han sido localizados enterrados muy cerca de la casa donde vivían en dos espacios distintos, uno a unos 75 metros y el otro a aproximadamente 150 metros.

También te puede interesar...

  • Uno de los niños hallado muerto en Valencia no iba al colegio desde hace un mes

  • La madre de los niños hallados muertos en Valencia aseguró que "sus hijos tenían que resucitar"