Caso Olivia

El padre de Olivia no obtuvo antes su custodia por estar condenado por violencia de género

El padre recibió una condena de nueve meses de prisión y una orden de alejamiento por violencia de género tras una denuncia de la madre.

Publicidad

Los jueces del caso de Olivia, la niña de seis años encontrada muerta en Gijón, han aclarado por qué su padre no obtuvo la custodia de la niña antes: estaba condenado por un episodio de violencia de género. La autopsia, que adelanta 'El Comercio' ha revelado que la menor murió por la ingesta de fármacos, fue encontrada en la cama junto a su madre.

El Tribunal Superior de Castilla y León revela que el padre de la niña supuestamente asesinada por su madre, tenía una condena de nueve meses de prisión por violencia de género. Los padres de Olivia comenzaron a divorciarse en 2018 mientras se tramitaban unas diligencias previas como consecuencia de la denuncia de violencia de género presentada por la mujer contra su marido.

Entre las medidas civiles y penales que se adoptaron se encuentran una orden de alejamiento. La sentencia del divorcio de febrero de 2019 dio la guarda y custodia de la pequeña a la mujer por haber un procedimiento de violencia de género. En febrero de 2020, el padre de Olivia recibió la condena por violencia de género, pero el cumplimiento quedó en suspenso por el plazo de dos años a condición de que el padre "no volviera a delinquir". Según la sentencia que recoge 'La Vanguardia`, en una discusión Eugenio zarandeó y golpeó en un brazo a la mujer, causándole contusiones.

Tras el divorcio, la mujer solicitó irse a vivir a Asturias con su hija, pero lo llevó a cabo antes de recibir la autorización judicial. Es entonces cuando el padre pide la custodia de la niña. Aunque la presunta parricida sí obtuvo el permiso para vivir con su hija en Gijón en junio, el 27 de octubre se la dan porque entienden que prima el interés de la menor, que tenía a su padre, el colegio y a la mayor parte de su familia en Segovia.

Muerte de Olivia

Dos días después, presuntamente, esta mujer acaba con la vida de su hija. La autopsia ha revelado la que parece ser la causa de la muerte de Olivia. Según los datos de los que se disponen, la niña habría sido presuntamente asesinada por una sobredosis que triplicaba el límite medio de pastillas que una persona puede llegar a ingerir sin causarle la muerte.

Olivia fue encontrada muerta en la cama junto a su madre antes de que el padre se hiciera con la custodia tras una larga lista de disputas judiciales que duró años. En la cárcel se ha aplicado el protocolo antisuicidios a la madre de Olivia.

Publicidad