Publicidad

Niñas desaparecidas Tenerife

El padre de Anna y Olivia, las niñas desaparecidas en Tenerife, agredió a la actual pareja de la madre

Todas las líneas de investigación en torno al paradero de Anna y Olivia, las niñas desaparecidas en Tenerife continúan abiertas.

Antonio Tomás, padre de las dos niñas desaparecidas en Tenerife, no aceptaba su separación con la madre de Anna y Olivia. El año pasado agredió en el parking de un restaurante de Tenerife a la actual pareja de Beatriz Zimmerman y los camareros tuvieron que separarlos. Los propietarios recuerdan a un señor golpeado mientras la madre tenía una de las niñas en brazos.

Antonio y Beatriz Zimmerman se separaron en los meses anteriores y según la propia madre de Olivia y Anna relató a la Guardia Civil no tenían convenio regulador ni sentencia. Las visitas a las niñas "se realizan de mutuo acuerdo entre nosotros".

El pasado martes, Tomás fue a recoger a casa de Beatriz a la hija pequeña Anna y después se acercó al campamento situado al lado del colegio de la mayor, Olivia, a recogerla. Tenía que haberlas devuelto ese mismo día pero, tras mantener varias conversaciones con la madre, le advirtió de que no las volvería ver.

El pasado mes de diciembre Beatriz se quejó ante la Guardia Civil de que la había amenazado verbalmente, sin embargo no quiso interponer una denuncia. Los agentes realizaron un seguimiento de oficio y, en marzo, volvieron a preguntarle. La mujer dijo entonces que el episodio de las amenazas de diciembre no se había repetido.

Publicidad