Cotorras argentinas

Martínez-Almeida, sobre las críticas por la "masacre" a las cotorras argentinas: "Si soy un salvaje por proteger a los madrileños, seré un salvaje"

El Partido Animalista ha colgado un vídeo en el que una mujer persigue a los técnicos que están dando caza a las cotorras argentinas: "Mira, mira los cadáveres de las cotorras argentinas".

Publicidad

PACMA ha denunciado en sus redes sociales la campaña lanzada por el Ayuntamiento de Madrid para eliminar las 12.000 cotorras argentinas que amenazan la seguridad y la biodiversidad de la capital que consiste en "matarlas a tiros".

A través de un vídeo en el que una mujer persigue a dos hombres encargados de dar caza a las cotorras argentinas el partido animalista señala directamente a Borja Carabante, Delegado de Medio Ambiente para criticar que lo que están haciendo es "una vergüenza".

"Mira, mira, mira, mira los cadáveres de las cotorras" grita la mujer en el vídeo mientras muestra a uno de los animales ya muertos.

Desde el PSOE, la portavoz Mar Espinar, ha criticado que el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, decida solucionar el problema que existe en la ciudad con las cotorras utilizando "la ley de la selva."

La respuesta de José Luis Martínez-Almeida

El alcalde Martínez-Almeida ha salido a hacer frente a las críticas asegurando que el uso de las carabinas para luchar contra las cotorras se aplica "solo con carácter excepcional" y justifica que lo ocurrido en el Parque de la Fuente del Berro responde a que los técnicos entendieron que ese era una situación excepcional.

Almeida ha justificado que "la proliferación de las cotorras son un peligro para la seguridad, fundamentalmente por el peso de los nidos, pero también por la salud de los madrileños" y ha sentenciado: "Si soy un salvaje por proteger a los madrileños, seré un salvaje".

Ante las críticas socialistas ha sacado a colación que la Junta de Andalucía "cuando gobernaba el PSOE hizo absolutamente lo mismo".

¿Por qué se quiere acabar con las cotorras argentinas?

Entre los argumentos que en su momento se expusieron para acabar con las cotorras argentinas se dijo que su presencia pone en riesgo a los transeúntes porque sus nidos pueden pesar hasta 200 kilos, aunque "lo normal" es que pesen entre 40 y 50 y se si precipitan desde una altura de 15 a 20 metros "es absolutamente letal".

Además hacen ruidos molestos, transmiten enfermedades a otras aves, se comen su alimento y son "agresivas" con el resto.

Publicidad