107.007833

Publicidad

Coronavirus

Aumentan las colas del hambre por el coronavirus: "Nunca pensé que estaría aquí"

Según Caritas las personas sin hogar ha aumentado en España durante la pandemia un 35%. Miles de personas buscan refugio y comida en los bancos de alimentos y parroquias. Decenas de ONGs dicen estar desbordadas por la crisis provocada por el coronavirus.

Desde que empezó esta crisis sanitaria por el coronavirus, las ONGs y los bancos de alimentos han quintuplicado las ayudas a miles de personas. Algunas organizaciones están desbordadas. El número de personas sin hogar ha crecido un 25%.

Las colas del hambre

Interminables filas de personas para recoger alimentos. Son las colas del hambre. Crecen en España y la pobreza se extiende y empieza a afectar a los que nunca había afectado por la pandemia del coronavirus.

La pobreza crece al ritmo de los contagios de coronavirus. Esta parroquia ayudaba a 400 familias, "ahora ayudamos a 3.500 personas al día" asegura Conrado. Es la otra infección de la Covid-19. La que provoca paro y conduce a la indigencia.

La Cruz Roja ha atendido a casi 3 millones de personas desde marzo, mes del inicio de la pandemia de coronavirus. La mayoría nunca lo había necesitado. Según Cáritas las personas sin techo crecen un 25%. La necesidad aprieta.

Y los jueces alertan. Cada vez hay más denuncias por pequeños hurtos de alimentos y artículos de primera necesidad. Personas que se han quedado en la calle y que no tienen dinero para comer. Delitos tan leves que ni los denunciantes acuden al juzgado.

El perfil de la persona sin hogar

Es la otra infección del coronavirus que contagia paro, necesidad y penurias a la parte más débil de la sociedad. Cáritas ha alertado de que está desbordada y atiende a casi 40.000 personas que viven en la calle en España.

El perfil mayoritario de la persona sin hogar es el de un hombre, de nacionalidad española y entre 45 y 64 años, pero también sufren una especial vulnerabilidad las mujeres que han sufrido violencia, con hijos, jóvenes y personas mayores.

Publicidad