Imagen de archivo de Otilia, una monja gallega que ayuda a los 'sintecho'

Publicidad

Otilia

Otilia, el ángel de la guarda que reparte alimento diario a los sintecho

Otilia Sampedro ha estado 15 años recorriendo las calles de Ourense para repartir cada día alimentos a las personas sin hogar.

Otilia Sampedro es una monja gallega que con 85 años se ha convertido en el ángel de la guarda de los sintecho en Ourense. Cada mañana sale a la calle dando esperanza a los más pobres.

Todas las mañanas reparte piezas de pan, fruta o de cualquier otro alimento que llevaba en su carrito. Todo ello marcado en un año por el coronavirus, que ha envuelto el mundo en una crisis sanitaria, económica y social.

Ha estado durante 15 años recorriendo las mismas calles para ser solidaria con los más desfavorecidos. Desde que se jubiló.

"Reparto desde que llevo jubilada. La comida que sobra, fruta, pan, todo lo que hay la llevo al día siguiente para repartir", explicaba Otilia sobre su labor. Además, no solo reparte los alimentos, sino que también les da conversación durante un rato.

Situación tras la pandemia

Desde que comenzó la pandemia se han disparado las colas del hambre en el resto de ciudades de Galicia y en España. Cruz Roja ha atendido a más de tres millones de personas, donde 111.000 fueron en Galicia.

El perfil de estas personas ha cambiado. Se indica que casi la mitad de personas que pasan por Cáritas o Cruz roja "nunca" habían tenido que solicitar este tipo de ayudas. Son trabajadores en ERTE, personas que se han quedado sin trabajo o con un empleo precario.

Desde Cáritas explican que la mayoría de personas que acuden se encuentran en sectores como la hostelería, el servicio doméstico y el pequeño comercio. Además, muchas de las personas que acuden son "parejas con hijos" y familias monoparentales que no llegan con los ingresos que tienen.

Publicidad