107.007833

Publicidad

Okupas

Unos okupas llaman a la Policía y obligan a los propietarios a marcharse en Lugo

Los okupas aseguraron que tenían miedo de los propietarios, una pareja de 84 y 91 años, y los familiares de la vivienda. La Policía Nacional arrestó a los okupas.

En resumen
  • Los okupas tenían entre 18 y 31 años
  • La nieta acudió a comprobar el estado de la vivienda

La Policía obliga a unos propietarios a marcharse de las inmediaciones de la vivienda. Los okupas llamaron a la Policía porque tenían miedo de los propietarios.

Los dueños de la vivienda, una pareja de 84 y 91 años, abandonaron el lugar para pasar en casa de sus familiares el estado de alarma. Mientras, sus familiares acudían a la vivienda para comprobar que se encontraba en buen estado.

Al acudir, una nieta de la pareja recibió el aviso de que los vecinos habían detectado movimiento de personas dentro del domicilio. Y, al comprobarlo, decidió denunciarlo en la Policía Nacional.

La Policía arrestó a los okupas durante una de sus salidas. Eran cinco personas con edades comprendidas entre 18 y 31 años. Fueron acusados de un delito de robo con fuerza.

Hacía tres días que la nieta había acudido a comprobar el estado de la vivienda. En esos tres días, los okupas cambiaron la cerradura y destrozaron la casa. Habían descolgado los cuadros, reventado los muebles y roto marcos de fotos. Todos los enseres los metieron dentro de sábanas enrolladas.

Publicidad