Okupación

Un okupa de Vigo cambia la cerradura de un apartamento y alquila las habitaciones

La propietaria del apartamento está viviendo un auténtico calvario: un okupa está alquilando las habitaciones de su vivienda.

La cerradura de una puerta

La cerradura de una puerta Pixabay

Publicidad

La propietaria de un apartamento en el centro de la ciudad de Vigo está viviendo un auténtico calvario. La razón es un okupa que no solo se ha atrincherado en su vivienda sin haber formalizado un contrato y sin pagar una mensualidad, sino que el propio inquilino ilegal saca beneficio de su okupación.

El individuo ha cambiado la cerradura del piso e incluso ha hecho copias de la llave para poder alquilar cada una de las habitaciones que hay en el interior. No solo distribuye los duplicados entre sus "inquilinos" sino que también se las presta a amigos para que acudan a la vivienda a drogarse.

Por ello, la dueña del inmueble ha decidido contratar una empresa de desokupación exprés. Este tipo de compañías prometen soluciones al pasar unos días y con un precio inicial de unos 3.000 euros. Pero si hay un tema de drogas por el medio, como es este caso, la resolución se podría demorar un poco más en el tiempo y el precio se incrementaría.

¿Cómo funciona la desokupación?

El primer paso para realizar la desokupación del inmueble sería hablar con el ocupante irregular para que por voluntad propia deje el apartamento. En el caso de que no funcione, se armaría un control de acceso al edificio por el cual solo podrían entrar y salir del bloque aquellas personas inscritas en la comunidad de vecinos, con el fin de aislar todo lo posible al okupa.

Para ello, este tipo de empresas cuentan con varios perfiles como ex policías, ex militares, juristas y mediadores extrajudiciales.

Publicidad