Padres de acogida

La odisea de unos padres de acogida que buscan justicia y seguridad para el niño que tuvieron en acogida 4 años

La Dirección General del Menor asegura que los padres habían incumplido el protocolo y habían impedido hacerle un seguimiento. Los padres de acogida, sin embargo, lo niegan.

Imagen de archivo de manos de un bebé

Imagen de archivo de manos de un bebé Pixabay

Publicidad

Gloria y Ulises mantuvieron en acogimiento a un niño durante 4 años, casi desde que nació. En marzo de este año, la Dirección General del Menor (DGM) se lo llevó a la fuerza.

Alegaron que los padres de acogida habían incumplido el protocolo y habían impedido que se hiciera el seguimiento del menor. Pero la versión de los padres de acogida es otra. Aseguran que solo le hicieron seguimiento durante los 10 primeros meses, después estuvieron dos años prácticamente sin visitarles.

La DGM ha pedido tres órdenes para llevarse al menor. En estas tres órdenes la jueza dijo que no se podían llevar al menor por la fuerza. En la cuarta orden, la DGM decía que el niño estaba casi en situación de secuestro; el juez no tuvo en cuenta los dictámenes anteriores y ordenó que se llevaran al niño.

La madre de acogida se encontraba en ese momento en una prueba pericial con la familia biológica del menor. Se lo quitaron de sus brazos y se lo llevaron a la fuerza. Desde entonces, el niño está con otra familia de acogida. Ha dejado de hablar, solo se expresa a través de los colores.

A la espera de juicio

Ahora Gloria y Ulises están a la espera de que salga el juicio. Han denunciado a la DGM por no hacer el seguimiento del proceso de acogida y por falsedad documental. Aseguran que la administración miente al afirmar que no ha visto al niño.

Publicidad