Yasmina Pérez, una joven interina que se presentó a las oposiciones de docente este verano, tendrá que repetir la prueba porque el tribunal ha perdido su examen.

Aunque los titulares del tribunal aseguran haber custodiado la prueba en todo momento, lo cierto es que el tribunal ha perdido el examen y la joven se ve obligada a repetirlo. Asegura que le pusieron un "no presentado" en la nota. Ella aún guarda un documento que certifica que asistió y asegura que "hay muchos testigos".

La prueba ya no podrá ser anónima, porque Pérez será la única en volver a hacer el examen.