Madrid

La nueva Plaza de España de Madrid se estrena en un mes

Quedan pocas semanas para que comience la inauguración de la nueva Plaza de España, después de que tuviese que ser retrasada el pasado verano. Han plantado más de 1.000 árboles.

La nueva Plaza de España se estrena en un mes

Publicidad

La nueva Plaza de España de Madrid tenía previsto que se presentase el pasado verano. Sin embargo, el hecho de haber encontrado restos del sótano del Palacio de Godoy, provocó que se retrasase. El lado bueno es que, ahora, solo será necesario esperar algunas semanas para que se posible ver el final de las obras.

La delegada de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Inmaculada Sanz, ha desvelado este martes que las obras de la Plaza de España terminarán por fin en unas pocas semanas y que habrá "algunas sorpresas". Además, ha explicado que será un lugar que se decorará con ambientación navideña. "Va quedar muy bonita de cara a las navidades".

Cómo será la nueva Plaza de España

La nueva Plaza de España en Madrid, que "se extiende hasta besar los pies de los edificios y así amplía notablemente su superficie". Además, se concibe como "una alfombra mullida desde Princesa hasta los Jardines de Sabatini, desde Gran Vía a Bailén, desde la Plaza de Oriente hasta el parque del Oeste".

También, se han introducido una serie de reformas para disminuir la presencia del automóvil sin colapsar la circulación. El objetivo de la nueva Plaza de España es transformar el espacio por un lado en "un lugar cívico que remata la Gran Vía" y por otro lado en "el comienzo de un bosque". Gracias a ello, se dará utilidad a los espacios bajo rasante.

Novedades en la Plaza de España

La nueva Plaza de España también tendrá un intercambiador de transporte y una galería comercial, aunque mantiene la actual galería china y han construido un patio en la misma. En total, se han plantado más de 1.000 árboles, que se suman a las masas vegetales que ya existen en el Campo del Moro, el Parque del Oeste, los Jardines de Sabatini.

Además, se va a realizar una nueva conexión peatonal entre Madrid Río y la Plaza de España, a través de un talud arbolado, entre otros itinerarios peatonales. En concreto, la mitad norte de la plaza queda despejada dando lugar a un plano equipado en el que pueda desarrollarse cualquier actividad cívica, mientras la mitad sur se llena de vegetación, creando un lugar de sombra de descanso.

Publicidad