En 1985, Pilar Baeza fue cómplice del asesinato de un hombre que supuestamente la había violado. Con ella fueron condenados su novio y un amigo. Ahora, Baeza se defiende: dice que eso pasó hace más de 30 años y que ya ha pagado su deuda. Asegura que sólo tratan de desacreditarla y que no aceptará chantajes. Y se niega a retirar su candidatura.

Hoy también ha hablado la familia de la víctima. En declaraciones a la COPE y Es Radio, han asegurado que el joven, que tenía 24 años cuando fue asesinado, no cometió ninguna violación y que Pilar Baeza nunca presentó una denuncia. La definen como una mujer fria y calculadora y estudian demandar a Echenique por afirmar que fue violada.