Erupción del volcán Cumbre Vieja

La nube tóxica generada cuando la lava del volcán de La Palma llegue al mar alcanzará a la Península

Las coladas de lava del volcán de Cumbre Vieja avanzan poco a poco hacia el mar calcinando todo lo que encuentran a su paso. Cuando entre en contacto con el agua del mar, se formará una gran nube tóxica que los expertos prevén que llegue a la Península entre el miércoles y jueves.

En resumen

Publicidad

Las coladas de lava generadas tras la erupción del volcán de La Palma prosiguen su avance imparable. En su descenso por la ladera de Cumbre Vieja, el magma ha devorado 183 viviendas, afectando parcialmente a varias decenas más, y varias granjas y huertas, dejando tras de sí un páramo teñido de negro. También ha obligado a evacuar hasta el momento a 6.000 personas.

En las últimas horas, la velocidad de estos ríos de lava del volcán de La Palma se ha aminorado, pasando de los 700 metros por hora en los primeros momentos tras la erupción a los 120 metros según los últimos cálculos del Instituto Geográfico Nacional (IGN). Esa ralentización ha retrasado la llegada de las coladas al mar, que inicialmente se preveía que ocurriera este pasado lunes por la tarde.

Todos los ojos están puestos en ese momento, que todavía los expertos no saben precisar cuándo llegará la lava del volcán de La Palma al mar. Antes, efectuará su paso por parte del municipio de Todoque.

La nube llega a la península

El momento en el que la lava entre en contacto con las aguas del Atlántico centra toda la atención por las consecuencias inevitables que tendrá. La interacción podría provocar una nube tóxica e incluso generar lluvia ácida, un extremo que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) descarta por el momento.

Lo que sí se formará tras la llegada al mar de la lava del volcán de La Palma es esa enorme nube de vapor de agua visible en toda la zona. Pero no se quedará ahí, sino que será tan inmensa que las corrientes de aire que llegará a la península entre este próximo miércoles y jueves, según ha predicho el Instituto de Geociencias de Madrid (CSIC-UCM).

La nube entrará por la costa de Levante y se extenderá por toda Cataluña e incluso en zonas del interior como Aragón, parte de Castilla y León, Logroño, Navarra o La Rioja. De momento, Salvamento Marítimo prohíbe navegar en un perímetro de 2 millas en paralelo a la zona de la costa donde va a llegar la lava, entre Tazacorte y Punta del Pozo.

A los que no afectará en principio serán a los vuelos comerciales, ya que vuelan a entre 10 y 15 kilómetros sobre el suelo, aunque sí, podría hacerlo a los aviones que se aproximen al aeropuerto o a aquellos más pequeños que vuelan más bajo.

Publicidad