170.005167

Publicidad

Intento de asesinato

Novedades en el caso Mainat: uno de sus hijos evidencia las tensiones que vivía la pareja por el proceso de divorcio

Uno de sus hijos ha emitido un comunicando expresando la terrible tensión que se vive desde hace meses por el proceso de divorcio de su padre, y la reacción de su mujer

La esposa del empresario Josep María Mainat negó ante el juez que quisiera matar a su marido y dijo que le puso dos inyecciones para su bienestar y para adelgazar, porque él se lo pidió. La mujer está acusada de querer acabar con la vida de Mainat. Ella asegura que seguía viviendo con él a pesar de que estaban en trámites de divorcio.

Mainat ha negado esta versión de los hechos dada por su mujer. Dice que intentó resistirse a que ella le pusiera las inyecciones y que desde enero ya no vivían juntos.

Lo que mostraron las cámaras de seguridad fue que Ángela Dobrovolsky, esposa de Josep María Mainat visitó el dormitorio de su marido hasta en 13 ocasiones. Según los Mossos d'Esquadra, para inyectarle dos dosis de insulina, siendo diabético, algo que podía resultar mortal.

Hay que tener en cuenta que Dobrvolsky ya no vivía en esa casa, sino en un piso en el centro en Barcelona y había sido invitada esa noche a pasarla con su marido y sus hijos.

Desde la propia ambulancia Mainat avisó la niñera de sus hijos de que su mujer había intentado asesinarle. Ahora el hijo mayor de Josep María Mainat, ha emitido un comunicando expresando la terrible tensión que se vive desde hace meses por el proceso de divorcio de su padre, y la reacción de su mujer. La Policía investiga si ella pudo intentar asesinarle antes de perder su herencia.

Publicidad