estudio de realizado por S2 Grupo

El 16% de los niños tiene su primer smartphone antes de los diez años y el 22% tiene perfil en las redes sociales

El aumento en el uso de las Nuevas Tecnologías por parte de los menores y cada vez a edades más tempranas, hace esencial incrementar la concienciación sobre su uso seguro para evitar que sean víctimas de ciberdelincuentes.

Niños con móviles

Publicidad

El 16% de los niños tiene su primer smartphone antes de los diez años y el 22% de los menores comprendidos en esta franja de edad ya tiene perfil en redes sociales, según se desprende de un estudio de realizado por S2 Grupo, que señala que la formación y la concienciación sobre el uso seguro de las nuevas tecnologías sigue siendo una "tarea pendiente" para evitar ser víctimas de ciberdelincuentes, especialmente entre menores y jóvenes, pero también en el ámbito empresarial.

Con motivo de la celebración este martes 6 de febrero del Día Internacional de la Internet Segura, expertos de S2 Grupo han advertido de que "el aumento en el uso de las Nuevas Tecnologías por parte de los menores y cada vez a edades más tempranas, hace esencial incrementar la concienciación sobre su uso seguro para evitar que sean víctimas de ciberdelincuentes o ellos mismos incurran en delitos por no utilizarlos adecuadamente".

Según una encuesta realizada por la compañía a través de su blog Hijosdigitales.es el 16% de los padres aseguraban haber comprado su primer smartphone a sus hijos antes de los 10 años y que el 22% de los menores, incluidos en esta franja de edad, ya utilizan redes sociales.

"Los problemas originados en entornos conectados son múltiples y la tendencia indica que seguirán aumentando, eso hace que se disparen las alarmas y que desde tanto las instituciones públicas, organizaciones y entidades privadas nos pongamos en marcha para formar y concienciar a los menores y evitar que sean víctimas de delitos relacionados con el uso de las Nuevas Tecnologías", ha explicado José Rosell, socio-director de S2 Grupo.

El ciber acoso, el sexting, la pérdida de privacidad, las adicciones o las apuestas online son sólo algunos de los riesgos a los que pueden enfrentarse los menores relacionados con este ámbito, ha señalado Rosell.

"Muchas familias piensan que limitar el uso de estas tecnologías es la solución para evitar ciberproblemas, pero esto es inútil. Los dispositivos conectados están cada vez más implantados en cada ámbito de nuestra vida y la auténtica forma de protegernos es conocer los riesgos a los que nos enfrentamos y cómo realizar un uso responsable de Internet", ha apuntado.

Publicidad