Galicia

Niños y mayores, compañeros de clase con 80 años de diferencia en un mismo edificio en Aranga, A Coruña

En Aranga, A Coruña, en un mismo edificio se encuentran niños de una guardería y ancianos de un centro de mayores. Les separan dos puertas que se juntan unos minutos al día.

Publicidad

Se llevan más de 70 años, pero van a clase juntos. Los niños y los ancianos de Aranga, en A Coruña, comparten aula todos los días. Es una experiencia que pusieron en marcha aprovechando que la pequeña guardería y el centro para mayores están en el mismo edificio.

Son puertas diferentes, pero las dos llevan al mismo edificio. En él conviven cinco niños de 0 años a 3 años. Con el objetivo de "plantear y desarrollar las actividades en función de lo que se esté trabajando, del desarrollo". Así lo explica Iria Villares, la educadora.

Pero también convive un centro de mayores con cuatro mujeres que rondan los 80 años. "Se trata de llevar un día a día lo más épico posible tanto a nivel funcional, trabajar la atención, memoria y demás, y a nivel social", explica Marta Freire, terapeuta ocupacional.

"Hay veces que los venimos a ver. Es una delicia, estos niños"

Severina

Y, aunque cada grupo esté en aulas diferentes, cada día comparten espacio juntos. "Hay veces que los venimos a ver. Es una delicia, estos niños, una delicia", dice Severina, una de las ancianas. "Es una maravilla", dice Josefa.

El objetivo es compartir, aprender y que disfruten del tiempo juntos. "Les animo, que están muy guapos y que lo están haciendo muy bien", dice Severina. "Estamos poco con ellos, pero sí hablamos", dicen.

"Es un placer disfrutar de esta juventud"

Y los más pequeños les hacen regalos como agradecimiento del tiempo y la ayuda que reciben. "También nos llevan cositas, regalos, flores", indican. "Es un placer disfrutar de esta juventud", aseguran.

Publicidad