Sucesos Valencia

El niño de Sueca no estaba seguro de querer ver a su padre el día que presuntamente le mató

El padre estaba condenado por violencia de género y tenía una orden de alejamiento.

En resumen

Publicidad

El padre del niño de Sueca, Valencia, que murió este domingo presuntamente a manos de su padre, estaba condenado por violencia de género y tenía una orden de alejamiento. Este suceso ha evidenciado la falta de comunicación entre dos juzgados del mismo municipio porque otro juzgado que ratificó el divorcio de la pareja y fijó la custodia compartida, desconocía la existencia de este sentencia.

Se mantuvieron la visitas entre el menor y el padre, pero ese domingo, Jordi, no estaba seguro de querer ver a su padre.

Los vecinos de Sueca han despedido al niño con un minuto de silencio y un fuerte aplauso. "Es muy duro, muy duro, para una madre y para la familia", comenta una mujer.

También aseguran que se durante este proceso "ha habido algún fallo" y piden que sirva "para aprender y para que nunca más un niño tenga que irse de esta manera tan horrible".

Se suspendieron las visitas

El convenio de separación había sido establecido en julio de 2021, cuando los padres presentaron una demanda de divorcio de mutuo acuerdo, y fue ratificado entre ambos en septiembre de ese año.

En agosto, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Sueca condenó al hombre a ocho meses de alejamiento y toda prohibición de comunicarse con su exmujer, a quien dio la custodia de Jordi. También suspendió el régimen de visitas.

En septiembre, en otro juzgado - de familia-, los progenitores ratificaron el convenio regulador que habían presentado en julio y que establecía el régimen de custodia compartida. El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana informa de que los padres del menor no informaron "al juzgado de Familia de la existencia de un procedimiento penal por malos tratos y de la suspensión del régimen de visitas".

Publicidad