un cuadro poco frecuente

Un niño de nueve años muere por una infección fulminante en Gran Canaria

El menor murió a causa del proceso infeccioso que le provocó la bacteria Neisseria meningitidis. El niño llegó al centro de salud con fiebre y se fue deteriorando en un periodo de una hora.

Centro de salud de Doctoral, en Gran Canaria

Publicidad

Un niño de nueve años falleció de una sepsis (proceso infeccioso) fulminante el pasado día 9 de febrero en el centro de salud de Doctoral, en Gran Canaria, según ha confirmado un epidemiólogo de la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias.

El epidemiólogo Amos García ha explicado que la causa del proceso infeccioso lo provocó la bacteria Neisseria meningitidis, en un cuadro poco frecuente "pero que, de vez en cuando, tiene la desgracia de ocurrir", como ha sido el caso. El experto ha indicado que, cuando surge un cuadro de esta naturaleza, lo lógico es actuar como si fuera una meningitis, por lo que ha valorado la "tremenda profesionalidad" con la que se procedió en el centro de salud, aunque desgraciadamente no se pudo evitar la muerte del niño.

Asimismo, ha subrayado que es "tremendamente difícil" que se produzcan casos secundarios" tras el fallecimiento del niño, que llegó con fiebre al centro de salud y se fue deteriorando en un periodo de una hora. Según esta fuente, los profesionales del centro de salud pusieron en marcha los mecanismos de quimioprofilaxis debidos y pautaron antibióticos a las personas que convivían con el menor en la familias y el colegio, además de mantener reuniones con los responsables de su centro educativo para explicarles la situación del caso.

El epidemiólogo ha hecho hincapié en que el cuadro que sufrió este niño es uno de los que más frustración causa a los sanitarios ante "la impotencia" para poder actuar.

Un niño de nueve años falleció de una sepsis (proceso infeccioso) fulminante el pasado día 9 de febrero en el centro de salud de Doctoral, en Gran Canaria, según ha confirmado un epidemiólogo de la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias.

El epidemiólogo Amos García ha explicado que la causa del proceso infeccioso lo provocó la bacteria Neisseria meningitidis, en un cuadro poco frecuente "pero que, de vez en cuando, tiene la desgracia de ocurrir", como ha sido el caso. El experto ha indicado que, cuando surge un cuadro de esta naturaleza, lo lógico es actuar como si fuera una meningitis, por lo que ha valorado la "tremenda profesionalidad" con la que se procedió en el centro de salud, aunque desgraciadamente no se pudo evitar la muerte del niño.

Asimismo, ha subrayado que es "tremendamente difícil" que se produzcan casos secundarios" tras el fallecimiento del niño, que llegó con fiebre al centro de salud y se fue deteriorando en un periodo de una hora. Según esta fuente, los profesionales del centro de salud pusieron en marcha los mecanismos de quimioprofilaxis debidos y pautaron antibióticos a las personas que convivían con el menor en la familias y el colegio, además de mantener reuniones con los responsables de su centro educativo para explicarles la situación del caso.

El epidemiólogo ha hecho hincapié en que el cuadro que sufrió este niño es uno de los que más frustración causa a los sanitarios ante "la impotencia" para poder actuar.

Publicidad