OCASINÓ DAÑOS POR VALOR DE 1.000 EUROS Y FINALMENTE FUE DEVUELTO A SU MADRE

Un niño alemán de 11 años conduce un autobús y sus pasajeros no lo notan

Quizá este niño aún no sepa qué quiere ser de mayor, pero de momento ha decidido ejercer como conductor por un día. El pequeño de origen alemán se encontró las llaves de un autobús y decidió recoger a los pasajeros que querían esperaban el transporte público.

Autobús repostando en Alemania

Publicidad

OCASINÓ DAÑOS POR VALOR DE 1.000 EUROS Y FINALMENTE FUE DEVUELTO A SU MADRE

Un niño alemán de 11 años conduce un autobús y sus pasajeros no lo notan

Quizá este niño aún no sepa qué quiere ser de mayor, pero de momento ha decidido ejercer como conductor por un día. El pequeño de origen alemán se encontró las llaves de un autobús y decidió recoger a los pasajeros que querían esperaban el transporte público.

El aventurado joven robó un autobús y recorrió varias calles de la ciudad alemana de Ingolstadt. Aunque su corta edad no le ha permitido obtener el carnet de conducir, parece que no se apaña nada mal con el volante, porque recogió a varios pasajeros, que sorprendente mente no se dieron cuenta de la temprana edad del conductor.

Según el portal The Loccal, el menor encontró la llave del autobús en el suelo de un aparcamiento cercano y decidió ejercer de conductor.

Afortunadamente algunos testigos que caminaban por la calles de la ciudad alemana, se percataron de la corta edad del conductor y llamaron a la policía. Aunque las fuentes policiales aseguran sin embargo que la propia compañía de autobuses ha afirmado que sufrió algunos daños por valor de unos 1.000 euros.

Al menos tres pasajeros subieron al autobús del pequeño, ni su cara de niño ni una conducción sospechosa alertó a las personas que se encontraban dentro. El viaje de este aventurado niño acabó sin que hubiera que lamentar ningún daño y el menor fue entregado a su madre.

Publicidad