Coche de la Policía Local de Málaga

Publicidad

EN MÁLAGA

Una niña de seis años alerta a la policía de que su hermana estaba siendo agredida por su novio

La niña alertó a la policía de que su hermana mayor, de 24 años, le había pedido que pidiera auxilio, añadiendo que estaba sangrando por la nariz tras haber sido agredida por su pareja, un individuo de 30 años.

| Málaga
| 28.03.2019 20:03

Efectivos de la Policía Local de Málaga han detenido a un individuo de 30 años, nacido en Marruecos y vecino de Málaga, como presunto autor de un delito de violencia de género hacia su pareja, una mujer de 24 años. Fue una niña de seis años la que acudió a los agentes diciendo que su hermana mayor le había pedido que solicitara auxilio.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 23 de marzo en un domicilio de la barriada de La Corta donde, al parecer, la pareja habría mantenido una discusión en la que el individuo habría llegado a agredir a la mujer. La niña acudió a las cercanas dependencias de la Jefatura del Distrito Norte de la Policía Local de Málaga, manifestando, ante la sorpresa de los agentes, que su hermana mayor le había pedido que acudiera para solicitar auxilio, añadiendo que estaba sangrando por la nariz tras haber sido agredida por su pareja.

Varios policías locales se personaron de inmediato en el domicilio en cuestión, preocupándose por la víctima, que reconoció haber sido agredida por su pareja, y observando, a primera vista, que presentaba la nariz inflamada, aparentemente con motivo de haber recibido un golpe, así como un hematoma en uno de los ojos, han precisado en un comunicado.

Al tiempo, otros agentes localizaron al presunto autor, que les reconoció que había estado discutiendo con su pareja y como resultado de esa discusión había forcejeado con ella y le había dado varios empujones.

Una dotación de policías locales que prestaban su servicio de paisano procedió a trasladar a la víctima a un centro hospitalario para que fuese asistida de las lesiones sufridas. Concurría el agravante de que, al parecer, el hijo menor de la pareja, de tan solo tres años, había sido testigo directo de las agresiones.

Los policías locales también pudieron observar que la casa se encontraba desordenada, habiendo resultado dañado y encontrándose por el suelo parte del mobiliario de la misma, como era el caso de un altavoz y una mesa. Al parecer, según pudieron saber los agentes, no se trataba de la primera ocasión en la que el individuo habría agredido a su pareja, siendo los malos tratos habituales.

Ante los hechos, los policías locales procedieron a la detención del individuo y a su traslado a dependencias policiales, siendo, posteriormente, puesto a disposición judicial.

Publicidad