LA MADRE Y SU NOVIO PERMANECEN EN PRISIÓN

La niña de cuatro años que murió en Valladolid en agosto tenía ADN de la pareja de su madre bajos sus uñas

Según los letrados de la acusación popular, la niña fue agredida con penetración vaginal y anal, "bien con un miembro, el dedo o un objeto, ya que hay restos físicos y fisiológicos que así lo atestiguan".

Concentración celebrada en Valladolid por la niña Sara de 4 años

Publicidad

LA MADRE Y SU NOVIO PERMANECEN EN PRISIÓN

La niña de cuatro años que murió en Valladolid en agosto tenía ADN de la pareja de su madre bajos sus uñas

Según los letrados de la acusación popular, la niña fue agredida con penetración vaginal y anal, "bien con un miembro, el dedo o un objeto, ya que hay restos físicos y fisiológicos que así lo atestiguan".

El Juzgado de Instrucción número 6 de Valladolid ha considerado la existencia en las uñas de la niña muerta el pasado agosto en la ciudad de restos de ADN correspondientes a la pareja de la madre de la menor, Roberto H.H., y ha apreciado indicios de falta de protección de la pequeña por parte de su madre, Davinia M.G..

El Juzgado ha emitido un auto en el que desestima la petición de sobreseimiento del caso por falta de pruebas que habían solicitado las defensas de la madre de la niña y de su compañero sentimental en el momento de los hechos, han informado fuentes del caso.

El Juzgado fija la supuesta responsabilidad de la muerte de la niña y de la agresión sexual que sufrió la pequeña en Roberto H.H., de 36 años, y recoge indicios y partes médicos acerca de que la menor sufrió lesiones en las uñas y también ginecológicas.

Las acusaciones populares consideraron el pasado día 23 de febrero la existencia de golpes propinados a la menor, al menos en tres ocasiones, posiblemente más; la supuesta comisión de agresión sexual - vaginal y anal -, y la muerte de la pequeña tras sufrir golpes en la cabeza, precisaron entonces fuentes jurídicas.

De esta forma, las acciones populares no descartaron la coautoría de Davinia M.G., y su pareja en el momento de los sucesos, al evaluar de forma inicial los hechos que imputan a los dos investigados. La pequeña murió en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid el 3 de agosto de 2017, un día después de que la Administración autonómica decidiera asumir su tutela.

La madre de la niña y su pareja se encuentran en prisión preventiva, comunicada y sin fianza desde que el Juzgado ordenó su ingreso en la cárcel el pasado 5 de agosto.

Publicidad