Un bebé ha nacido gracias a un trasplante de útero de una donante fallecida. El bebé ha nacido por cesárea en la Clínica Cleveland (Estados Unidos). El embarazo y el parto forman parte de un ensayo clínico que pretende investigar los efectos de los trasplantes de útero. Este ensayo ha contado con 10 participantes y la madre era la tercera candidata que recibía un trasplante con éxito y daba a luz a un bebe completamente sano.

Desde el hospital han emitido un comunicado en el que se muestran muy contentos con el nacimiento. "No podríamos haber pedido un mejor resultado. Todo fue genial con el nacimiento; la madre y el bebé están perfectamente. Pero es importante recordar que esto sigue siendo una investigación. El campo de investigación de trasplantes de útero está evolucionando rápidamente, y es emocionante ver que se abren nuevas opciones para las mujeres en el futuro".

Este nacimiento supone un logro científico que da esperanza a mujeres con problemas de anomalías uterinas. Es el primer caso en Estados Unidos pero no en el mundo. El 15 de diciembre de 2017 nació una niña en Brasil mediante el mismo método.