Los hechos ocurrieron el pasado miércoles junto al centro de salud de San Marcelino en Valencia. Una ambulancia que estaba atendiendo una urgencia ha sido sancionada por estar aparcada ocupando parte de la acera.

Según publica el medio digital levante-emv el vehículo sanitario invadió parte de la acera porque la rampa de acceso a las ambulancias estaba ocupada por un coche particular mal estacionado.

Debido al proceso de sanción la paciente que estaba siendo atendida por problemas cardíacos llegó al hospital de referencia más tarde de lo previsto. El conductor del vehículo particular mal estacionado no ha sido multado.