Los bloques 7 y 9 de la Escuela Nacional de Policía de Ávila llevan casi un mes sin tener agua caliente debido a una avería. Se trata de los módulos que utilizan las policías alumnas que actualmente están realizando el curso de formación.

El Sindicato Unificado de Policía ha denunciado la situación ante la ministra de Industria y exigen una solución " urgente ya! y, al cumplimiento efectivo del reglamento de instalaciones térmicas! No podemos permitir que nuestros futuros policías sufran una condiciones tan lamentables".

 

El sindicato expone en su queja que " estas instalaciones son consideradas por la normativa vigente, como lugares de trabajo" por ello, "la propia norma dicta la obligatoriedad de disponer de locales de aseo con espejos y lavabos con agua corriente caliente, dado que se cumple al menos una condición , al estar el personal expuesto a actividades que suponen una excesiva sudoración, sin dejar de mencionar que es su lugar de residencia y se ha de reunir las condiciones de aseo y decoro correspondientes".