Haciendo deporte y paseando

Publicidad

Coronavirus

Las mujeres, los jóvenes y los trabajadores poco cualificados, los más afectados por la crisis del coronavirus

Las mujeres, por su mayor presencia en los sectores que han permanecido cerrados durante el estado de alarma, los jóvenes y los trabajadores poco cualificados que no han podido acceder al teletrabajo y están más expuestos a la pandemia, quienes más están sufriendo las consecuencias de la crisis económica.

Las mujeres, los jóvenes y los trabajadores poco cualificados son quienes más están sufriendo las consecuencias de la crisis económica por la COVID-19, cuyo impacto está siendo asimétrico en el mercado laboral europeo, de acuerdo con un estudio de la Fundación La Caixa.

Según el documento, elaborado por el Centro Común de Investigación de la Comisión Europea de la institución, los efectos de las medidas de confinamiento están afectando más a quienes perciben menos ingresos habitualmente, es decir a los empleados "más vulnerables y desfavorecidos". Se trata de mujeres, por su mayor presencia en los sectores que han permanecido cerrados durante el estado de alarma, jóvenes y trabajadores poco cualificados que no han podido acceder al teletrabajo y están más expuestos a la pandemia.

De hecho, tal como recuerda el informe, las actividades que se consideran no esenciales y han sido clausuradas, como servicios personales, hostelería o restauración, son precisamente las que se caracterizan por ofrecer bajos salarios y unas condiciones de empleo más precarias que el resto, además de tener una concentración más alta de mujeres y trabajadores jóvenes.

Por otro lado, se espera que el impacto de la crisis del coronavirus en el mercado laboral sea más fuerte en algunos países del sur de la Unión Europea (UE), dado que el estado de sus finanzas es más delicado y son economías en las que las actividades relacionadas con el ocio y el turismo -profundamente afectados- tienen un peso comparativamente más alto que el de otros estados.

Además, continúan los investigadores, en estos países hay más empleo por cuenta propia y más contratos temporales, lo que podría agravar los efectos negativos de los cierres de la actividad. Sin embargo, los estados del centro y norte de la UE cuentan con una mayor proporción de empleo en sectores activos (por considerarse esenciales o porque pueden desarrollarse de forma remota), por lo que están menos expuestos a la crisis actual.

Publicidad