EN LAS TORRES DE COTILLAS

La mujer a la que su expareja disparó en Murcia no había presentado denuncias previas ni existía orden de alejamiento

La pareja tenía dos hijos menores de edad en común, según la Guardia Civil, que confirma que no existían denuncias previas ni orden de protección ni de alejamiento, mientras que el presunto agresor no tenía antecedentes por violencia de género.

Borrosa - No usar - coche guardia civil

Publicidad

La mujer que resultó herida grave tras ser disparada con una escopeta por su expareja en Las Torres de Cotillas no había presentado denuncias previas ni constaba ninguna orden de alejamiento ni de protección.

El suceso tuvo lugar cuando el Teléfono Único de Emergencias '1-1-2' recibió un aviso alertando que habían disparado con arma de fuego a una joven en Las Torres de Cotillas. Al lugar se desplazaron patrullas de la Guardia Civil que confirmaron que, en efecto, había una mujer que había sido herida por arma de fuego en el costado.

La víctima, de 26 años y nacionalidad española, fue trasladada por efectivos sanitarios, en primer lugar, al Centro de Salud de Las Torres de Cotillas y, más tarde, al Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca debido a la gravedad de las heridas.

La mujer ingresó en estado grave y tuvo que ser intervenida quirúrgicamente, según la Guardia Civil, que confirma que la víctima se encontraba estable pero grave por la tarde. Actualmente permanece ingresada en la unidad de reanimación del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca con pronóstico muy grave.

La Benemérita inició la investigación para localizar al presunto agresor, y las sospechas apuntaban a la ex pareja de la víctima, un individuo de nacionalidad española y 32 años que había mantenido una relación con la mujer pero que ya había finalizado. La pareja tenía dos hijos menores de edad en común, según la Guardia Civil, que confirma que no existían denuncias previas ni orden de protección ni de alejamiento, mientras que el presunto agresor no tenía antecedentes por violencia de género.

La mujer que resultó herida grave tras ser disparada con una escopeta por su expareja en Las Torres de Cotillas no había presentado denuncias previas ni constaba ninguna orden de alejamiento ni de protección.

El suceso tuvo lugar cuando el Teléfono Único de Emergencias '1-1-2' recibió un aviso alertando que habían disparado con arma de fuego a una joven en Las Torres de Cotillas. Al lugar se desplazaron patrullas de la Guardia Civil que confirmaron que, en efecto, había una mujer que había sido herida por arma de fuego en el costado.

La víctima, de 26 años y nacionalidad española, fue trasladada por efectivos sanitarios, en primer lugar, al Centro de Salud de Las Torres de Cotillas y, más tarde, al Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca debido a la gravedad de las heridas.

La mujer ingresó en estado grave y tuvo que ser intervenida quirúrgicamente, según la Guardia Civil, que confirma que la víctima se encontraba estable pero grave por la tarde. Actualmente permanece ingresada en la unidad de reanimación del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca con pronóstico muy grave.

La Benemérita inició la investigación para localizar al presunto agresor, y las sospechas apuntaban a la ex pareja de la víctima, un individuo de nacionalidad española y 32 años que había mantenido una relación con la mujer pero que ya había finalizado. La pareja tenía dos hijos menores de edad en común, según la Guardia Civil, que confirma que no existían denuncias previas ni orden de protección ni de alejamiento, mientras que el presunto agresor no tenía antecedentes por violencia de género.

Publicidad