Salud

Una mujer descubre que tiene un tumor cerebral tras gastar una herencia de 200.000 euros en compras compulsivas

La mujer fue diagnosticada en un primer momento con un trastorno por acumulación y una adicción a las compras, pero la resonancia realizada mostraba una situación más grave puesto que tenía un tumor cerebral.

Compras compulsivas

Compras compulsivas iStock

Publicidad

Una mujer de 65 años de Barcelona se ha gastado, a causa de un tumor cerebral, una herencia de 200.000 euros en compras que realizaba de manera compulsiva. Los productos eran adquiridos a través del ordenador y el teléfono móvil. Al percatarse de que estaba arruinada acudía al banco en secreto para obtener créditos bancarios que le eran concedidos.

El caso ha sido relatado por el doctor Saul Martínez-Horta a través de las redes sociales. Esta mujer no presentaba antecedentes de problemas de salud mental, pero el comportamiento que padecía últimamente no era corriente, ya que llegaba a comer de la basura y a acumular objetos en casa que se iba encontrando por la calle.

Ante este problema, fue tratada por sanitarios, quienes le siguieron de manera psicológica y psiquiátrica, pero cuya conclusión fue que sufría un trastorno por acumulación y una adicción a las compras. Sin embargo, al poco tiempo la mujer acudió a una clínica privada (CDINC), donde el doctor Martínez-Horta determinó que la paciente podía padecer otra cosa muy distinta a lo que le habían diagnosticado.

A pesar de que la paciente era consciente de los hechos, no sabía por qué empezó a realizar esas compras. Según el doctor Martínez-Horta, la paciente presentaba un aplanamiento emocional total que le había quitado las ganas de todo, menos de adquirir productos y aumentar gastos. Junto a ella se encontraba su hija, quien se mostraba desesperada por la situación, a diferencia de su madre, a la que le hacía gracia y mostraba indiferencia por ello.

En un primer diagnóstico, el doctor pensaba que se podría tratar de un deterioro cognitivo. Sin embargo, no se trataba de un problema psiquiátrico, sino algo más grave.

A la paciente se le realizó una resonancia cerebral. Tras ello, se descubrió que tenía en el cráneo: "Un enorme meningioma frontal derecho" de unos ocho centímetros de diámetro.

Este menignioma –más conocido como un tumor primario del sistema nervioso central– comprimía la zona del cerbero que se encarga de regir aspectos cognitivos y conductuales. El tumor fue extirpado con normalidad cinco días después de la resonancia y ahora la paciente se encuentra recuperándose de los hechos.

Publicidad