Mikel Azurmendi

Muere Mikel Azurmendi, uno de los fundadores del Foro de Ermua y 'Basta Ya'

El antropólogo y escritor Mikel Azurmendi ha muerto a los 79 años. Es conocido por ser uno de los fundadores del Foro de Ermua y 'Basta Ya'.

Muere Mikel Azurmendi, uno de los fundadores del Foro de Ermua y 'Basta Ya'

Publicidad

El antropólogo y escritor Mikel Azurmendi ha muerto a los 79 años, según informan fuentes cercanas. Es conocido por ser exmiembro de ETA y uno de los fundadores y primer portavoz del Foro de Ermua. También es fundador de la plataforma de 'Basta Ya'.

"Me acaban de dar una muy mala noticia, nuestro querido Mikel Azurmendi ha fallecido esta tarde. Fue un honor tenerte entre nosotros, gracias por tanto", escribía la presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (COVITE), Consuelo Ordoñez, en redes sociales.

COVITE también ha lamentado "mucho" la muerte de Mikel Azurmendi, a quien califica como "un ciudadano comprometido frente a ETA" y un "residente y amigo de COVITE". "Gracias por todo. Descanse en paz y un fuerte abrazo a sus familiares", ha escrito en redes sociales.

Fundador del Foro de Ermua y 'Basta Ya'

Mikel Azurmendi fue uno de los fundadores y el primer portavoz del foro de Ermua, además de uno de los fundadores de la plataforma ciudadana 'Basta Ya'. Nació en San Sebastián el 11 de diciembre del año 1942 en una familia rural.

Militante de ETA en su juventud, donde entró en 1966, fue uno de los teóricos que evolucionó hacia el marxismo. Además, rechazó el terrorismo y rompió con ella al año siguiente, tras ser derrotada su alterativa de dejar la violencia transformarse en un partido basado en las ideas.

Fue uno de los fundadores y el primer portavoz del Foro de Ermua, una organización cívica creada en el año 1998 a consecuencia del asesinato del concejal de Ermua, Miguel Ángel Blanco, por parte de ETA.

Un año después participó en la fundación de la plataforma 'Basta Ya'. Se trata de una iniciativa ciudadana que en su formación unía a personas de distintas ideologías, con el propósito de oponerse al terrorismo.

Estuvo amenazado constantemente por ETA, debido a su postura crítica con el nacionalismo vasco y su entorno. A finales del año 2000 fue obligado a abandonar el País Vasco.

Publicidad