EN RIBADEO, LUGO

Muere de hambre un perro al tener colocado un bozal con papeles para que no ladrara

La dueña tenía al animal en pésimas condiciones higiénico sanitarias y además, le había colocado un bozal con papeles en la punta para que no pudiera ladrar. Cuando la Guardia Civil localizó al animal, fue trasladado a una clínica veterinaria pero no se pudo hacer nada por salvarle la vida.

Imagen de un perro en una perrera

Publicidad

EN RIBADEO, LUGO

Muere de hambre un perro al tener colocado un bozal con papeles para que no ladrara

La dueña tenía al animal en pésimas condiciones higiénico sanitarias y además, le había colocado un bozal con papeles en la punta para que no pudiera ladrar. Cuando la Guardia Civil localizó al animal, fue trasladado a una clínica veterinaria pero no se pudo hacer nada por salvarle la vida.

Un perro ha fallecido en Ribadeo (Lugo), al permanecer varios días sin comer ni beber ya que su dueña le había colocado un bozal con "papeles colocado en la punta para que no pueda ladrar", ha explicado la Guardia Civil.

Las investigaciones se iniciaron el mes de mayo cuando la Guardia Civil fue advertida de que un perro estaba supuestamente desnutrido y en pésimas condiciones higiénico sanitarias, según explica La Voz de Galicia.

Una vez fue localizado, "el animal fue trasladado a una cínica veterinaria" pero no se pudo hacer nada por salvarle la vida, debido a su extrema gravedad. La benemérita ha abierto una investigación contra la dueña a la que se le acusa de maltrato animal.

Publicidad