Publicidad

EN LA LOCALIDAD DE GERINDONTE

Una mujer da positivo en alcohol y cocaína tras tener un accidente en Toledo en el que ha muerto su bebé de diez meses

El vehículo chocó con una farola provocando la muerte de un bebé de 10 meses que falleció a su llegada al hospital. La madre del pequeño era la conductora y ha dado positivo en el test de alcohol y drogas.

Un bebé de diez meses ha fallecido como consecuencia de un accidente de tráfico que ha ocurrido en la localidad toledana de Gerindote, en el que también se han visto afectados un niño de 7 años y una mujer.

La madre del bebé era la conductora del turismo ha dado positivo en la prueba de alcohol y de drogas, en concreto, por consumo de cocaína. Fuentes de la Guardia Civil han precisado que, al practicarle la prueba de alcoholemia, la mujer ha dado positivo en consumo de alcohol y doblaba el máximo permitido de 0,25 miligramos por litro en aire expirado, además de dar positivo en el test de drogas por consumo de cocaína.

Las mismas fuentes han informado, además, que el bebé de 10 meses que ha fallecido y su otro hijo, de 7 años y que ha resultado herido, viajaban sin los amarres obligatorios. La Guardia Civil de Toledo ha explicado que, de momento, la conductora del vehículo no está detenida al estar plenamente identificada y se le ha permitido que acuda al funeral de su hijo que, previsiblemente, se oficiará hoy.

Tras el entierro, según las fuentes, los agentes procederán a su detención y practicarán las diligencias correspondientes. El accidente ha ocurrido por causas que aún se desconocen, el turismo que conducía esta mujer y en el que viajaban sus dos hijos se estrelló contra una farola.

Como consecuencia del impacto, el bebé de 10 meses murió y su hermano fue trasladado al Hospital Virgen de la Salud de Toledo, donde permanece ingresado en la planta de Pediatría.

Publicidad

La Policía grabó desde un helicóptero la operación de liberación

La Policía Nacional localiza y libera en menos de tres horas a dos secuestrados en Málaga

Unos amigos de las víctimas denunciaron el secuestro tras recibir las exigencias de los captores. Una localización enviada antes de la captura permitió a la Policía identificar la zona donde estaban secuestrados. Habían pedido 50.000 euros de rescate.

La persecución policial en Canyelles

Buscan a un hombre con una orden para entrar en prisión que se dio a la fuga tras cometer una infracción en moto

Los agentes cazaron al conductor de la motocicleta cometiendo una infracción y trataron de detenerlo. En primera instancia, el sujeto parecía obedecer las órdenes pero, de repente, aceleró y se escapó por las calles de Canyelles.