Alimentación

La mozzarella destrona al camembert y se convierte en el queso más consumido en Francia

Se trata de la primera vez que las ventas del queso italiano superan al francés en el país galo. Los expertos señalan un "cambio de tendencia" y explican que la mozzarella se adapta mejor a la cocina actual.

La mozzarella destrona al camembert y se convierte en el queso más consumido en Francia

Publicidad

Las ventas del queso italiano mozzarella han superado por primera vez en Francia a las del camembert, una de las joyas gastronómicas del país y de la cocina francesa y motivo de orgullo para muchos ciudadanos galos por lo que este alimento tiene de icónico.

"Desde comienzos de años hasta el 11 de septiembre en Francia se han vendido 29.230 toneladas de camembert y 33.170 toneladas de mozzarella", explica Fabrice Collier, presidente del Sindicato Normando de Fabricantes de Camembert (SNFC), en declaraciones al diario 'Le Figaro'.

Cambio de tendencia

Se trata, según Collier, de cifras inéditas en Francia que ponen de manifiesto "un cambio de tendencia" en el gusto de los franceses. El queso italiano "es un queso de plato" y el francés "de cocina", apunta.

Además, añade, la tradición francesa de comer queso (sobre todo camembert) entre la comida y el postre, se está perdiendo. "Esto juega en favor de la mozzarella, que se puede usar en multitud de recetas.

Aumentan las ventas de mozzarella

En ese sentido, Collier explica que las ventas del queso italiano crecen anualmente en Francia en torno al 5%. Un aumento que coincide, precisamente, con el descenso de las ventas de camembert, lamenta

"En la década de los 80 del pasado siglo, Francia producía anualmente 180.000 toneladas de este tipo de queso, una parte de las cuales se exportaba al extranjero", apunta. "Hoy la realidad es bien distinta, algo que nos preocupa particularmente".

Ante este escenario, los fabricantes del queso francés han intentado renovarse: nuevos envases, nuevas recetas, e incluso un aumento de la oferta orgánica. En vano: los franceses consumen cada vez más queso como aperitivo, merienda o como ingrediente en la cocina, donde el camembert no tiene cabida.

Publicidad