Atraco

Los Mossos d'Esquadra investigan el atraco a una sucursal bancaria a punta de pistola en Seròs, Lleida

Se investiga el robo con armas de fuego en una sucursal bancaria de Seròs.

España pierde la mitad de sus sucursales bancarias en la última década

España pierde la mitad de sus sucursales bancarias en la última década Pxhere

Publicidad

Los Mossos d'Esquadra investigan el atraco a mano armada que se ha producido este viernes, pasadas las 9:00 horas, en la oficina del Banco Santander de Seròs, Lleida. Pese a conseguir llevarse el botín afortunadamente nadie ha resultado herido. Ahora la policía catalana trata de averiguar el número de asaltantes que han participado en el robo y dar con su paradero.

El regidor de Seròs, Albert Mòdol, ha explicado que "como han venido y se han ido en coche, suponemos que había alguien más además de la persona o las personas que han entrado en la entidad bancaria en la que solo trabaja una persona".

Al respecto ha dicho que "es sorprendente que en una población pequeña se produzca un atraco de estas características a estas horas de la mañana, en la que muchos padres y madres llevan a sus hijos e hijas al colegio y en un día de mercado".

Atraco a mano armada en A Coruña

El pasado mes de diciembre otra sucursal bancaria sufrió un robo en el que se llevó a cabo el mismo 'modus operandi'. En esta ocasión, el hurto se produjo en Carral, A Coruña cuando dos atracadores accedieron al interior del establecimiento a punta de pistola.

Una vez ahí amenazaron al personal que ante el miedo y la intimidación, aceptaron darles la recaudación que superaba los 30.000 euros. La rápida actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado evitaron en esta ocasión que los ladrones se salieran con la suya.

Roban un banco y tienen un accidente

Hace un mes también pasó lo mismo en la localidad manchega de Alcolea del Pinar. Esta vez los delincuentes retuvieron a varias personas en la sucursal bancaria de Ibercaja mientras saqueaban las cajas. Los malhechores huyeron en un coche pero poco después fueron detenidos tras un accidente de tráfico cuando circulaban por la A2 a la altura de Alcalá de Henares. Se recuperó el botín que ascendía a 90.000 euros.

Publicidad