Los Mossos d'Esquadra impidieron el pasado sábado que un joven de 20 años se tirara al vacío desde una azotea de Reus (Tarragona), según ha informado la Policía de la Generalitat en su cuenta de Twitter.

La madre del joven tiene una orden de protección de su hijo y avisó al teléfono de emergencias 112 de que rondaba por su edificio sobre las siete y media de la mañana del pasado sábado. Al personarse los Mossos d'Esquadra, el joven subió corriendo hasta la azotea del bloque, se sentó de espaldas al patio de luces y amenazó con tirarse al vacío si los agentes se aproximaban.

El joven, según fuentes de la Policía de la Generalitat, permanece ingresado en el hospital psiquiátrico Institut Pere Mara de la ciudad.