LA MUJER HA OCASIONADO UN ACCIDENTE MÚLTIPLE EN GIRONA

Los Mossos d'Esquadra detienen a una conductora ebria que circulaba en dirección contraria

La policía catalana ha detenido a una mujer ebria que circulaba en dirección contraria por la carretera C-66 y ha ocasionado un accidente múltiple. Las autoridades exponen que la conductora se negó a hacer la prueba de alcoholemia.

Un coche de los Mossos d'Esquadra

Publicidad

Los Mossos d'Esquadra han detenido a una conductora en Celrà (Girona) por circular ebria en dirección contraria por la carretera C-66 y provocar un accidente múltiple.

Según ha informado hoy la policía catalana, los hechos ocurrieron en la madrugada del pasado viernes, cuando diversos ciudadanos llamaron al teléfono de emergencias 112 para alertar que había un vehículo circulando por la C-66 en sentido contrario.

La policía montó un dispositivo policial para interceptar al vehículo infractor cuando una patrulla localizó, a la altura del punto kilométrico 33,5 de la C-66, un accidente de tráfico con tres coches implicados.

Las víctimas, que resultaron ilesas, explicaron que un turismo que circulaba en dirección contraria había colisionado con el primer coche y había provocado que los otros dos tuvieran que salirse de la vía para evitar chocar.

La conductora del vehículo infractor, de 48 años, nacionalidad española y vecina de Celrà, siguió su camino circulando en la dirección opuesta.

Poco después, los mossos localizaron el coche infractor en el punto kilométrico 30,5 de la C-66 y le hicieron señales luminosas y acústicas para que se detuviera, sin éxito.

La conductora no detuvo el coche hasta que los agentes le cerraron el paso.

Los mossos comprobaron que la mujer presentaba síntomas evidentes de encontrarse "en un estado etílico avanzado", pues le costaba hablar con claridad, desprendía un fuerte olor a alcohol y se tenía que apoyar en el coche para no caerse.

Pese a todo, la conductora se negó a realizar la prueba de alcoholemia.

La detenida, que no tiene antecedentes, pasó el mismo día a disposición del juzgado de instrucción en funciones de guardia de Girona, que la dejó en libertad.

Publicidad