120

Publicidad

Detención en Granada

Mordiscos, patadas y palos: la difícil detención del delincuente más buscado de Granada

Los agentes de paisano sorprendieron al delincuente llegando a su domicilio en la barriada de Las Flores, en Pinos Puente. Trató de huir y al pedir auxilio una muchedumbre lo quiso liberar de la Guardia Civil. Seis agentes han resultado heridos.

La Guardia Civil ha detenido en una vivienda de Pinos Puente, en Granada, al delincuente más buscado de la provincia, el presunto autor de varios tiroteos con tentativa de homicidio y diferentes "vuelcos" de marihuana que estaba reclamado por catorce juzgados, una operación con seis agentes heridos.

Entre palos y amenazas

El vídeo muestra cómo fue la detención el delincuente más buscado de Granada. Palos, golpes, insultos y varios intentos de huida. Según ha comunicado el Guardia Civil, la operación Kyrios ha permitido detener en la barriada de Las Flores de Pinos Puente al delincuente más buscado de la provincia, un peligroso individuo de 26 años, reclamado en catorce juzgados.

La detención se llevó a cabo esta semana cuando agentes de paisano desplegados en torno a su domicilio en Pinos Puente lo vieron llegar en un turismo. Rápidamente lo rodearon e intentaron detenerlo, pero se resistió dando mordiscos y patadas, a la vez que gritaba pidiendo ayuda. Una muchedumbre rodeó a los agentes y los comenzaron a agredir tratando liberar al detenido.

Durante la operación han resultado heridos seis agentes por mordeduras y golpes y los vehículos oficiales también resultaron dañados por una lluvia de piedras cuando abandonaban la zona con el detenido, el delincuente más buscado de Granada.

Hasta diez juzgados le reclamaban

Cuatro de esos juzgados reclamaban su localización, nueve su detención y presentación y el Juzgado de lo Penal número 6 de Granada ordenaba su ingreso en la cárcel para cumplir condena.

Es el presunto autor de varios tiroteos con tentativa de homicidio y por varios "vuelcos" de marihuana después de un último tiroteo ocurrido en Albolote el pasado día 6 de febrero.

Tras ese último tiroteo, los agentes realizaron un investigación sobre este delincuente, armado, sin domicilio fijo y que contaba con el apoyo de su entorno familiar y de su grupo de amigos y conocidos para huir. Algo que ha quedado reflejado en las imágenes de la detención.

En el transcurso de la investigación, la Guardia Civil ha averiguado que el ahora detenido participó en el tiroteo de Albolote y que los casquillos del arma disparada coincidían con otro homicidio ocurrido en un barrio de la zona Norte de Granada.

Publicidad