Varios niños a su llegada al colegio

Publicidad

Educación

La ministra de Educación deja que las comunidades marquen el límite de alumnos y rebaja a segundo de primaria las clases burbuja

El ministerio de Educación ha presentado la guía pactada con las Comunidades Autónomas sobre el nuevo curso escolar que seguirá marcado por el coronavirus. El anuncio de que habría clases de un máximo de 20 alumnos hasta cuarto de primaria se rebaja a segundo.

La ministra de Educación, Isabel Celaá, cede ante las comunidades autónomas de cara al curso escolar que comenzará en septiembre. Serán los gobiernos autonómicos los que podrán decidir el límite de alumnos a cargo de un profesor.

Isabel Celáa había anunciado que se crearían aulas burbuja con entre 15 y 20 alumnos hasta cuarto de primaria para garantizar que no hubiera contacto y riesgo de contagio de coronavirus.

Las aulas burbujas sólo existirán hasta 2º de primaria

Sin embargo nueve CC.AA. -también algunas socialistas como Castilla-La Mancha y Aragón- mostraron su desacuerdo con algunos de los planes del Ejecutivo. Celáa y Salvador Illa han cambiado el protocolo. Los gobiernos autonómicos habían mostrado su preocupación por la falta de la logística necesaria para llevar a cabo esas separaciones que requieren más espacio y más profesorado.

Más poder de las Comunidades Autónomas

Las comunidades podrán decidir si establecen esos "grupos estables de convivencia" y la guía recomienda hacerlo para alumnos de los dos primeros cursos de primaria. Explica que pone el acento en los alumnos más pequeños porque resulta más complicado mantenerlos separados a unos de otros lo que dificulta cumplir uno de los principales requisitos para cortar la cadena de contagio del coronavirus, la distancia de un metro y medio entre personas.

Precisamente la ministra mantuvo idéntica esa distancia de seguridad que estableció el Gobierno a través de un real decreto. Las diferencias entre las Comunidades Autonómicas y el Gobierno ya se hicieron visibles en la Conferencia Sectorial de Educación en la que algunos consejeros como el vasco o el madrileño ya anunciaron su desacuerdo en algunos puntos.

Publicidad