Crimen de Lloret de Mar

Un millonario ruso y un hacha con sangre, los enigmas del crimen de Lloret de Mar

Unas de las hipótesis que más relevancia están tomando es que el presunto autor el doble crimen, Sergey Protosenya, espero hasta que su esposa y su hija durmiera para atacarlas mortalmente.

Asesinato en una vivienda de Lloret de Mar

Asesinato en una vivienda de Lloret de Mar Agencia EFE

Publicidad

Los [[LINK:INTERNO|||Article|||62613f870399b0e493c72a42|||Mossos d’Esquadra]] siguen con las investigaciones acerca del crimen de Lloret de Mar, en que un hombre asesinó este martes a su esposa, Natalija, y a su hija de 18 años mientras dormían. Posteriormente, se suicidó en el jardín de la vivienda.

Esperó a que se durmieran

Unas de las hipótesis que más relevancia están tomando es que el presunto autor el doble crimen, Sergey Protosenya, espero hasta que su esposa y su hija durmiera para atacarlas mortalmente. Primero a la joven y posteriormente a la mujer. Según las patrullas policiales, encontraron a Protosenya ahorcado con una cuerda atada a una barandilla de obra en una de las zonas del jardín. En el interior de la vivienda, los agentes hallaron los cadáveres de la mujer, Natalija P. de 53 años, y de su hija, de 18, muertas en sus camas, así como también un cuchillo y un hacha que aparecieron en el lugar manchados de sangre.

La llamada

El hijo mayor del matrimonio ruso, de 22 años, fue quien alertó desde Francia que algo estaba pasando en su casa después de contactar con su familia y no recibir respuesta. La noche anterior había hablado con ellos y ya había notado algo extraño, según explican fuentes cercanas al caso.

A priori, el joven contactó rápidamente con un socio de su padre, quien se desplazó hasta la vivienda de Lloret de Mar y divisó en el jardín desde el exterior el cadáver de Sergey y contactó con la Policía Local.

Un millonario ruso

Según varios medios, Sergey Protosenya, ciudadano ruso de 55 años, era un "alto cargo en Novatek, una importante empresa nacional encargada de la distribución del gas". El presunto asesino era titulado en Ingeniería Civil y era el vicepresidente del Consejo de Administración de Novatek desde hace más siete años. Se estima que pueda tener una fortuna superior a los 400 millones de euros.

Publicidad