Publicidad

Estado de alarma

Miles de personas salen a las calles para festejar el fin del estado de alarma

La primera noche sin estado de alarma ni toque de queda ha sido una multitudinaria celebración de miles de jóvenes bebiendo y bailando en las calles y plazas más céntricas de las ciudades españolas.

Esta medianoche ha finalizado el estado de alarma en España, 14 meses después de que el Gobierno acordara la medida por primera vez para contener la pandemia del coronavirus.

Miles de personas se han lanzado esta noche a las calles de varias ciudades españolas para festejar el fin del estado de alarma y del toque de queda, la mayoría jóvenes consumiendo alcohol en las calles.

En el barrio de Malasaña, en Madrid, se han producido concentraciones y aglomeraciones de jóvenes, que al grito de "puto toque de queda" y "libertad" se han reunido en la Plaza 2 de mayo, sin guardar las distancias y, algunos, sin mascarillas.

En la Puerta del Sol, la Policía Local ha desalojado la plaza en torno a las 23.30 horas ante la aglomeración de la gente, que se ha quedado en las calles aledañas esperando a que el reloj marcara las doce de la noche y decayese el estado de alarma.

, 6.500 personas fueron desalojadas en 31 puntos de Barcelona

Petardos, gritos de "libertad" han apagado esta noche el silencio al que ya se había acostumbrado Barcelona, que convivía con un toque de queda a partir de las diez desde finales de octubre con el objetivo de frenar al coronavirus.

En Bilbao miles de personas han festejado de madrugada el fin del estado de alarma, y la Ertzaintza y las policías locales han tenido que intervenir para evitar algunos botellones y aglomeraciones de personas, si bien no se han registrado incidentes destacados, ha informado el departamento de Seguridad.

Con el fin del estado de alarma se puede viajar entre comunidades autónomas y el toque de queda se levantará de forma generalizada en casi todos los territorios. Desde las 00:00 horas del hoy domingo ya no existe el toque de queda nocturno, de 23:00 a 6:00 horas, por lo que se inicia una nueva situación en la que la hostelería podrá abrir hasta la medianoche y las personas no convivientes podrán reunirse en domicilios, o más de seis en espacios públicos.

Publicidad