Publicidad

Coronavirus

Miles de trabajadores en España se alimentan gracias a la solidaridad de los bancos de comida

Cada vez son más las familias que tienen que recurrir a bancos de alimentos para poder llenar sus neveras. Es una de las mayores consecuencias de la crisis económica provocada por el coronavirus. Un vecino de Mallorca ha donado 30.000 euros para quien lo necesite.

La pandemia de coronavirus ha desencadenado una profunda crisis económica que deja a miles de personas en el paro desde el pasado mes de marzo. Una buena parte de los trabajadores de España se ha visto afectada por los ERTE, que continúan a día de hoy.

A lo largo del año 2020, marcado por la pandemia, se llegaron a destruir 622.600 puestos de trabajo, elevándose hasta el 16,1% la tasa de paro en España, según publica la Encuesta de Población Activa (EPA).

Sin embargo, no solo los parados están teniendo problemas económicos para llegar a fin de mes. Miles de trabajadores en España se alimentan gracias a la solidaridad de los bancos de alimentos. Incluso se necesita cita para acudir ante el aumento de la demanda por la pandemia.

Una pandemia que también ha mostrado el lado más solidario de algunos. Un vecino de Felanitx Ses Salines, en Mallorca, ha donado 30.000 euros en alimentos para quienes lo necesiten. Una noticia que ha caído como un rayo de esperanza para los más vulnerables en esta zona de Baleares.

Los contagios y muertes por coronavirus en toda España siguen siendo preocupantes durante la tercera ola. Por ello, las comunidades autónomas han endurecido sus restricciones para intentar frenar la propagación.

En Mallorca e Ibiza están prohibidas las reuniones entre no convivientes y esta última permanece cerrada perimetralmente hasta el próximo 30 de enero.

Publicidad