Publicidad

Coronavirus

Miguel Ángel Revilla, increpado de nuevo por un grupo de hosteleros de Cantabria por las restricciones

Un grupo de hosteleros ha recibido al presidente de Cantabria bajo gritos de "fuera" y "dimisión" por su gestión del sector durante la pandemia.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha vuelto a ser increpado este jueves por un grupo de hosteleros que están en contra de las restricciones decretadas en la comunidad autónoma contra el coronavirus.

Los trabajadores han interrumpido un acto en el que participaba Revilla en el exterior del Palacio de Festivales de Cantabria, donde se celebraba el 30 aniversario del espacio cultural. Con gritos de "fuera, fuera" o "dimisión", el presidente ha terminado dirigiéndose a ellos, pero ha dicho que "no se puede hacer otra cosa en este momento". El presidente ya tuvo que hacer frente a las quejas de este sector a principios de abril cuando recibió la primera dosis de la vacuna contra el virus.

Revilla defiende que el final está cerca

"Qué más me gustaría a mí que ver esta región libre de COVID, ver Valdecilla sin enfermos, ver las UCI dedicadas a atender las enfermedades cotidianas que en muchos lugares de España no pueden ser atendidas porque la COVID-19 está ocupando esas dependencias", ha defendido.

Así, Miguel Ángel Revilla ha pedido "un poco de paciencia" a los hosteleros, porque asegura que Cantabria está "al final de la pesadilla". De hecho, cree que en junio toda la población de la comunidad estará vacunada contra la COVID-19 y entonces s epodrá vivir "una cierta normalidad". Pero todavía queda mucho para eso, ya que todavía hay que vacunar a más del 60% de la población para alcanzar la inmunidad de grupo, como se puede ver en el 'CuentaVacunas' de Antena 3 Noticias.

Publicidad