A Coruña

El mejor muralista del mundo vuelve a sorprender con su realismo

Diego As ha creado un enorme mural para una empresa de Coristanco, A Coruña, vinculada al cultivo sostenible.

El mejor muralista del mundo vuelve a sorprender con su realismo

El mejor muralista del mundo vuelve a sorprender con su realismo A3N

Publicidad

Erbecedo es una parroquia de la localidad coruñesa de Coristanco, tiene poco más de 600 habitantes y, desde hace unos días, un enorme mural que no deja indiferente a quien pasa por la zona.

La obra es de Diego As, elegido como el mejor muralista del mundo en 2021, y comprometido con la divulgación de la cultura y la historia gallega. Cuando los promotores de la empresa La Despensa D´Lujo, dedicada al cultivo sostenible, le llamaron para colaborar con ellos no lo dudó ni un segundo.

El mural, repartido en tres secciones, se sitúa en torno a una vivienda. Destaca la espalda de un niño que mira un campo cultivado, un tractor bajo un hórreo y una finca de pinos. Todo ello es real y todo ello se ubica en su lugar original.

Contemplar Galicia en tres imágenes

El impacto es total y desde que Diego terminó el trabajo, pocos conductores se resisten a hacer una parada frente al mural.

La idea surgió en verano del pasado año. La pareja propietaria de esta empresa buscaba un reclamo y, tras conocer que Diego había ganado el premio al mejor mural del mundo por una pintura de Julio César frente a la Muralla de Lugo, supieron que debía ser el artífice.

Ahora, Erbecedo, es algo más que una parroquia de poco más de 600 habitantes. Es un lugar en el que parar para contemplar Galicia en tres imágenes.

Publicidad