Publicidad

Juicio George Floyd

El médico que atendió a George Floyd declara en el juicio que el fallecimiento se produjo por asfixia

El juicio por la muerte de George Floyd sigue transcurriendo. En caso de que el jurado declare culpable a Dereck Chauvin, el expolicía se enfrentaría a una pena máxima de 40 años de prisión por los delitos de asesinato en segundo grado, asesinato en tercer grado y homicidio involuntario.

La muerte de George Floyd ha marcado un antes y un después en la lucha contra el racismo en Estados Unidos. Las numerosas protestas contra la violencia policial y el racismo que se expandían por todo el país fueron solo el comienzo de una larga lucha y actualmente se está llevando a cabo el juicio por su muerte.

La última jornada del juicio por la muerte de George Floyd se ha centrado en los testimonios del médico que declaró a Floyd muerto, el cual sigue sosteniendo que la muerte fue por asfixia. También la jefa de Policía de Mineápolis, ciudad donde ocurrieron los hechos, ha condenado la forma de actuar del expolicía Dereck Chauvin.

El médico Bradford Legenfel que atendió a George Floyd durante cerca de 30 minutos ha asegurado que el fallecimiento se produjo probablemente por asfixia y no por un ataque al corazón, como argumenta la defensa de Chauvin. Legenfel ha señalado que "la posibilidad más probable" de la muerte George Floyd era la hipoxia o falta de oxígeno, entendida comúnmente por asfixia.

Medaria Arradondo, jefa de Policía, ha asegurado también en su declaración en el juicio que la acción del expolicía "debería haber terminado cuando este dejó de resistirse". Además ha recalcado que "hay una cierta razón inicial en tratar de mantenerlo bajo control en los primeros segundos" pero que "claramente cuando Floyd ya no respondía y estaba inmóvil, continuar aplicando ese nivel de fuerza a una persona que estaba en posición vertical, esposada a la espalda, no es de ninguna forma parte del protocolo".

Arradondo ha añadido que "no es parte de nuestra ética o nuestros valores" lo sucedido y ha señalado que el hecho de que Chauvin se arrodillase durante 9 minutos y 29 segundos sobre el fallecido George Floyd, fue una violación de las políticas de detenciones. "La restricción consciente del cuello por política menciona una presión de leve a moderada. Cuando miro (las imágenes de los hechos) y cuando miro la expresión facial del señor Floyd, eso no aparece de ninguna manera o forma que sea una presión moderada".

También ha testificado en el juicio por la muerte de George Floyd la inspectora de la Policía Katie Blackwell, la cual ha lamentado no estar al tanto de la "posición improvisada" utilizada por Dereck Chauvin. Ha inspectora ha aseverado que "eso no es lo que entrenamos" y ha garantizado que Chauvin era instruido regularmente en tácticas defensivas y el uso adecuado de la fuerza.

Cargos a los que se enfrenta Chauvin

Al expolicia Chauvin se le acusa de homicidio en segundo grado, homicidio involuntario en segundo grado y asesinato en tercer grado. En caso de que el jurado compuesto por 12 personas le declarara culpable, Dereck Chauvin se enfrentaría a una pena máxima de 40 años de prisión por los delitos de asesinato en segundo grado, 25 años por asesinato en tercer grado y 10 por homicidio involuntario.

Chauvin, quien fue expulsado del Cuerpo de Policía poco después del suceso y puesto en libertad bajo fianza una vez imputado por asesinato y malos tratos es juzgado junto a otros tres agentes que se enfrentan a cargos de complicidad a la hora de cometer el crimen. Ellos también serán juzgados por la muerte de George Floyd en el mes de agosto.

Publicidad