120.00

Publicidad

Coronavirus

Más restricciones en Canarias y llamada a la responsabilidad para evitar volver a los "meses oscuros" del coronavirus

El Gobierno canario ha decidido movilizar a todas las policías para vigilar el cumplimiento de las normas contra el coronavirus. En las zonas de más contagios, como Gran Canaria, se suspenden todos los eventos con más de diez personas.

El presidente canario, Ángel Víctor Torres, ha anunciado que en los ámbitos insulares donde haya más de 100 positivos de coronavirus por cada 100.000 habitantes, y durante los próximos 15 días, se suspende cualquier tipo de evento social, deportivo, religioso o cultural en el que haya más de diez personas. Tras la reunión del Consejo de Gobierno y de la reunión de seguridad ciudadana, Torres también ha informado de que se ha decidido cerrar todos los centros de día no ocupacionales en las islas donde haya esta tasa de positivos, así como que los lugares de restauración cierren sus puertas a medianoche, en lugar de a la una de la madrugada. Además, se recomienda que se limiten los encuentros sociales en el ámbito de la "convivencia estable", es decir, que en las próximas dos semanas deberán reducirse “al máximo” los contactos fuera del ámbito familiar.

Rastreadores militares

Torres ha añadido asimismo que las mascarillas serán obligatorias en el ámbito laboral y que las islas solicitarán al Gobierno central 100 rastreadores del Ejército para reforzar el proceso de seguimiento ante el aumento de positivos de Covid-19, toda vez que se ha realizado ya un “esfuerzo importante”, especialmente en Gran Canaria, donde trabajan 158 rastreadores. “Hemos aprobado cribar de manera dirigida, en métodos donde se hacen test conjuntos a distintas personas para detectar positivos, priorizando las denominadas zonas calientes, donde hay más de 100 positivos por 100.000 habitantes”, ha dicho Torres. Un ejecutivo que ha decidido aumentar de 9 a 15 los puntos de recogida de muestras, sobre todo en Gran Canaria, como el Hospital Doctor Negrín o el Hospital Insular, entre otros, y cuyos laboratorios operarán las 24 horas del día. Ya se están cribando igualmente lugares que acogen a colectivos de especial vulnerabilidad, como las residencias de ancianos, con la idea de que se completen a todos esos colectivos en los próximos días.

Todas las policías activadas

Durante la reunión de seguridad ciudadana, celebrada justo después del Consejo de Gobierno, Torres ha afirmado que se activarán “al máximo” todos los efectivos de policías locales, autonómicos y nacionales, así como guardias civiles, para que coordinadamente trabajen en los lugares de mayor índice de contagios. Cree que esta medida es “fundamental” para garantizar una vigilancia “exhaustiva” con vistas a cumplir estas medidas que los ciudadanos, según el presidente, deben de asumir casi como “órdenes”. “Activaremos cualquier medida que sea precisa para que se cumpla el distanciamiento en las terrazas, en las playas, la sectorización en lugares privados y públicos… Todo aquello a lo que en estos momentos está obligada la sociedad canaria para responder de la mejor forma posible a la pandemia”, ha advertido el presidente.

Más profesores

Por otro lado, Torres ha insistido en que el pasado 22 de julio ya se determinó que el próximo curso escolar comenzará en principio el 15 de septiembre y bajo la premisa de que sea “fundamentalmente presencial”. “La voluntad es tener un curso lo más normalizado posible, lo requieren también los alumnos, pero todo dependerá del desarrollo de la pandemia”, ha apostillado, y ha agregado que el próximo 4 de septiembre se reunirá con el presidente Pedro Sánchez y el resto de presidentes autonómicos para analizar esta cuestión, entre otras. A partir del 10 de septiembre se propondrá la contratación de más profesorado, un aumento que ha calificado de “importante”, y se tratará de que se realicen pruebas PCR a todos los usuarios de aulas burbujas, sobre todo las de mayor afección, e incluso barajan ampliar este proceso a otros ámbitos educativos, según la evolución de la covid-19.

llamada a la responsabilidad

Todas estas medidas, ha previsto Torres, se espera que se apliquen “previsiblemente” a partir del próximo sábado, y mañana podrían disponer de un texto refundido con todas las medidas adoptadas a lo largo de este mes. El presidente canario ha apelado de nuevo a la responsabilidad social e individual de Canarias porque el archipiélago no puede “volver atrás”, a los meses “oscuros” de marzo y abril, porque no solo está en juego la salud de los ciudadanos, sino también el presente y el futuro de la región. Por todo ello, Torres ha pedido a los canarios que cumplan y que hagan cumplir unas normas “drásticas” porque, entre otras razones, es imposible disponer de un policía por ciudadano, pero sí tener un comportamiento “ético y ejemplar”.

Publicidad