Los padres de Julen están permanentemente informados de las tareas de rescate y las dificultades que van surgiendo en la perforación del terreno.

Loss padres, salían al patio de la vivienda que le ha dejado una vecina de Totalán , acompañados de 8 agentes de la guardia civil y 2 psicólogos que les acompañan permanentemente.

Se les veía pensativos y muy atentos a las explicaciones e informaciones que les van transmitiendo.

Los equipos de rescate están cada vez más cerca de dónde se sospecha que podría estar el pequeño de dos años. Están ultimando el pozo vertical y en las próximas horas los mineros empezaran a realizar la galería de 4 metros, que abrirán manualmente.