Pago con tarjeta

Más del 80% de la población española paga con tarjeta sus compras diarias, según UniversalPay

El pago con tarjetas tiene una mayor penetración entre los menores de 30 años.

Tarjeta de crédito

Tarjeta de crédito Pixabay

Publicidad

¿Efectivo o tarjeta? Un estudio revela que el 82% de la población española afirma pagar diariamente sus compras con tarjeta. Se trata del estudio sobre tendencias del pago con tarjeta en España realizado por UniversalPay, filial española de Evo Payments. Esta tendencia sería mayor entre los hombres, con un 84% que dice preferir esta modalidad, frente al 78% de las mujeres.

En cuanto a las edades que más presentan esta tendencia se encuentran los menores de 30 años. Un 84% de los jóvenes asegura decantarse de forma preferente por esta modalidad, mientras que los mayores de 60 años siguen estando a la cola en el ranking de adopción, con un 69%.

Respecto al formato, la tarjeta física es la preferida de los españoles, con un 72%, a la hora de realizar sus transacciones, seguido de lejos por el pago con la aplicación móvil del banco (25%) y los dispositivos 'wearables'.

Los establecimientos sin cobro con tarjeta

Otro de los campos analizados es el de los establecimientos que no disponen o no aceptan el pago con tarjeta. El 42% de los encuestados asegura encontrarse todavía con este tipo de establecimientos que no acepta el pago con tarjeta. En este sentido, el informe señala que un 44% de los españoles dejaría de acudir a un establecimiento si este no dispone de pago con tarjeta.

También hay un cierto contraste entre hombres y mujeres en este ámbito. Los varones eligen más 'apps' y dispositivos 'wearables' que las mujeres, quienes los usan ligeramente menos. El informe también señala que 7 de cada 10 españoles protegen sus pagos a través de clave. Los hombres son los que menos la utilizan, con un 66%, en comparación con las mujeres (74%). A estas formas de pago le siguen de lejos la lectura de huella dactilar y el reconocimiento facial.

UniversalPay resalta que los españoles elegirían este método de pago porque lo consideran "más cómodo y rápido" que el efectivo, puesto que así lo afirma el 69% de los encuestados. Otros motivos son el no tener que gestionar la retirada de dinero en el cajero o la facilidad a la hora de realizar un seguimiento y control de los gastos.

¿Desaparecerá el efectivo?

Pese a estos datos, el análisis apunta que los españoles son "previsores" y siguen llevando dinero en efectivo. Solo un 6% de los españoles asegura no llevar dinero en efectivo y un 13% lleva menos de cinco euros en el bolsillo.

Respecto a la pregunta de si desaparecerá definitivamente el dinero en efectivo, el informe señala que no hay acuerdo y que existe una diversidad de opiniones "muy igualada". Un 36% opina que sí desaparecerá y que no tardará en suceder. Otro 34% opina lo mismo, pero dicen que tendrá que pasar más tiempo para ello. Por último, un 30% cree que, aunque sea en menor medida, se continuará utilizando el pago en efectivo.

Publicidad