Tranquilizantes incautados dentro del detergente

Publicidad

EN EL PUERTO DE ALGECIRAS, CÁDIZ

Un marroquí, detenido por esconder 10.000 pastillas de Rivotril y Trankimazín en detergente

Casi 10.000 comprimidos de tranquilizantes han sido incautados por la Guardia Civil a un marroquí que los había escondido en un paquete de detergente de marca blanca.

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes a la compañía fiscal de Algeciras, Cádiz, han detenido en el puerto de la localidad a una persona de origen marroquí con 9.956 comprimidos de Rivotril y Trankimazín en el interior de un bote de detergente.

Según ha informado la Guardia Civil en una nota, la detención se produjo como consecuencia de los controles documentales e inspecciones de vehículos realizadas en la zona destinada al preembarque hacia el barco con destino Tánger, Marruecos, en el puerto.

En el registro realizado en las pertenencias que llevaba el conductor y único ocupante de un vehículo Audi modelo Q-7, los agentes hallaron un bote de detergente en el que observaron cómo el cierre del mismo estaba manipulado, por lo que procedieron a su apertura y al vaciado de su contenido.

Los agentes pudieron encontrar, mezclado con el detergente, un total de 9.956 comprimidos de dos medicamentos, por lo que detuvieron al conductor de origen marroquí y con residencia en Madrid como presunto autor de un delito contra la salud pública.

Además, la Guardia Civil ha apuntado que estos medicamentos se suelen adquirir en diferentes farmacias haciendo uso de recetas falsificadas.

La Guardia Civil ha instruido las diligencias de este caso que, en unión al detenido, los medicamentos y el vehículo intervenido, fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial.

Publicidad

La detención del fugitivo

El condenado por tráfico de drogas en Rumanía y detenido en Alicante modificó sus huellas dactilares

Llevaba años oculto en España, e incluso había cambiado su aspecto para que no le identificaran.

Condenado un matrimonio a 6 meses de prisión por un delito de odio

Condenados unos padres por insultar a la novia de su hija: "Es una enfermedad y se las estás pegando"

El juicio ha llegado a una conformidad y La Audiencia Provincial de Valencia ha condenado al matrimonio a 6 meses de prisión por un delito de odio y una multa de 540 euros para cada uno, así como la inhabilitación en el ámbito de la docencia, ocio y deporte.