Máquinas expendedoras

Las máquinas expendedoras de Cádiz, bajo control por vender en plena calle desde alcohol hasta juguetes sexuales

Los agentes locales gaditanos comprobaron como en este tipo de máquinas expendedoras se podía adquirir desde una cerveza hasta un vibrador sin ningún tipo de control de edad, a cualquier hora del día y en plena calle.

Máquina expendedora

Máquina expendedora Freepik

Publicidad

El ayuntamiento de Cádiz ha informado que la Policía Local ha iniciado una campaña de inspección, control y denuncia de máquinas expendedoras en la vía pública. Los agentes han detectado que en algunas de ellas se vendía alcohol o productos sexuales sin ningún tipo de control de edad. El propio consistorio señala que "esta campaña viene motivada por su proliferación, fácil acceso a cualquier hora del día y por la cantidad y variedad de productos que dispensan".

Por ejemplo, en cuanto al alcohol, según la normativa vigente 4/97 de prevención y asistencia en materia de drogas, el establecimiento debe tener visible un cartel anunciador de la prohibición de suministro de bebidas alcohólicas a los menores de edad. A pesar de ello, durante la inspección los agentes han podido observar infracciones como la venta de bebidas alcohólicas sin control de edad alguno, comprobando como no existe restricción alguna para obtener una cerveza desde la vía pública, basta con pagar su importe.

Además, la Policía Local de Cádiz, ha notificado que en este tipo de máquinas también se dispensan todo tipo de productos eróticos/sexuales como consoladores, vibradores, bolas chinas, cápsulas potenciadoras masculinas o barajas de cartas con contenido explícito pornográfico. En este caso, los propietarios de las maquinas vending, están infringiendo la norma RD 1189/1982 de 4 junio sobre regulación de actividades inconvenientes o peligrosas para la juventud y la infancia.

Esta regulación describe que "los artículos de carácter pornográfico sólo podrán ser exhibidos y vendidos en los establecimientos que reúnan específicamente los requisitos establecidos en la misma, y que contemplan la no exposición en escaparates visibles desde el exterior, rótulo ni representaciones ni expresiones gráficas de carácter sexual, la prohibición de entrada a menores de 18 años de edad, quedando por lo tanto prohibida su venta en establecimientos abiertos al público, así como en quioscos y en general, en cualquier lugar de la vía pública".

Se han investigado cinco establecimientos

Según el informe policial, hasta el momento se ha realizado esta inspección en cinco de los establecimientos dedicados a la venta con máquinas automáticas expendedoras en la vía pública. En los próximos días, advierte que se continuará con el control, seguimiento, información y corrección del resto de la ciudad.

Y recuerda que "en caso de incumplimiento, podrían llegar a precintarse las mismas automáticas expendedoras, procediéndose a incoar los correspondientes boletines de denuncias, para que la autoridad competente en la materia continúe con los expedientes sancionadores".

Publicidad