Los cuatro detenidos por la agresión sexual de una joven en Callosa (Alicante) continúan en prisión preventiva mientras avanza la investigación.

La Guardia Civil analiza los teléfonos de los arrestados ya que se han encontrado grabaciones que resultarían claves.

También se investiga si los presuntos agresores, de entre 19 y 24 años, estarían implicados en otras dos agresiones sexuales.

Este lunes a las 12 de la mañana se producirá una concentración de repulsa por lo ocurrido en la localidad.

Según fuentes de la Guardia Civil, tras el aviso de una vecina la pasada Nochevieja, agentes de este cuerpo y de la Policía Local de la localidad alicantina se desplazaron hasta un inmueble en cuyo sótano había cuatro individuos con una joven semidesnuda.

Al llegar al local, comprobaron que efectivamente había una joven, en estado ebrio y posiblemente bajo los efectos de alguna droga, ya que no era "capaz de saber dónde se encuentra o dónde vive, ni tampoco recuerda lo que ha sucedido durante las últimas horas", según detalla la nota.

Varios testigos relataron que uno de los detenidos fue sorprendido subiéndose los pantalones, mientras que otro de ellos se encontraba recostado encima de la víctima y abusaba de ella.

En el lugar estaban tres de los implicados, que fueron detenidos en ese momento y el cuarto, fue localizado y detenido poco después, todos ellos por un delito de abuso sexual.