Canadá

El mal tiempo obliga a suspender la búsqueda de los marineros del 'Villa de Pitanxo'

La búsqueda de los tripulantes del 'Villa de Pitanxo' se cancela debido a las malas condiciones meteorológicas.

El mal tiempo obliga a suspender la búsqueda de los marineros del 'Villa de Pitanxo'

El mal tiempo obliga a suspender la búsqueda de los marineros del 'Villa de Pitanxo' EFE

Publicidad

Las condiciones meteorológicas han obligado a suspender las labores de búsqueda y rescate de los tripulantes a bordo del 'Villa de Pitanxo' que se hundió en aguas canadienses este pasado martes.

Las autoridades de Canadá frenan la búsqueda

La notificación del fin de las operaciones para localizar a los marineros se produce poco después de que el Centro de Coordinación de Rescates confirmase que 9 personas habían sido encontradas sin vida.

Además, la decisión de las autoridades canadienses llega cuando las posibilidades de encontrar con vida a algunas de las doce personas que aún siguen desaparecidos son nulas. De hecho, las labores de búsqueda se han extendido más allá del tiempo señalado para la supervivencia en las condiciones que se dan en las aguas del Gran Banco de Terranova, cuyas temperaturas son extremadamente gélidas y por tanto, los pescadores no podrían soportar muchas horas en el mar en esta situación.

Mientras, los familiares de los tripulantes continúan muy pendientes de la información que les llega y este miércoles han solicitado continuar con los trabajos para localizar a los desaparecidos tras el naufragio.

3 supervivientes

Los tres supervivientes son el patrón del barco, Juan Padín; su sobrino, Eduardo Rial; y un marinero originario de Ghana, Samuel Kwesi. Los tres están en el pesquero Playa de Menduíña 2, que también recuperó seis cadáveres. Otro cuerpo se encuentra en el pesquero portugués Novo Virgem da Barca y los dos muertos restantes han sido recogidos por el buque canadiense Nexus.

Las 3 hipótesis de lo que pudo ocurrir

El ingeniero naval y exmiembro del Comité de Investigación de Accidentes Marítimos, Fernando Yllescas, ha detallado que existen 3 posibilidades sobre lo que pudo ocurrir: "Una es el vuelco por un golpe de mar, la segunda es una avería mecánica que produzca una inundación y una tercera es la pérdida de control combinada con el vuelco".

Sobre esta última hipótesis, Yllescas ha aclarado que "si el barco se queda sin control significa que no tiene propulsión o que no tiene energía eléctrica. Entonces queda expuesto al golpe del mar de una manera continua".

Publicidad