Más de un centenar de personas se han manifestado en Barcelona en dos marchas contrarias: a favor y en contra de la prostitución.

La manifestación convocada por Mujeres por la Abolición ha partido de la Rambla del Raval, defendiendo el mensaje 'Oprimidas por nacer niñas, mercadeadas por ser mujeres' que llevaban en su pancarta. Afirman que la prostitución es la "forma más brutal de violencia machista" y que es "una violación pagada".

Según la organización abolicionista, en el barrio de El Raval, manifestantes en contra de la prohibición de esta práctica sexual les han tirado polvo de pintura y les han increpado, a pesar de que han tratado de ignorarlos.

La movilización a favor de los derechos de las trabajadoras sexuales, convocada por la asociación Putas Indignadas, defiende como una agresión que la marcha abolicionista ocupe sus puestos de trabajo: "Consideramos que somos clase obrera, no somos víctimas", ha dicho una de las integrantes.

A pesar de la disputa, la organización abolicionista valora como "un éxito" la asistencia y el desarrollo de la marcha que ha tenido lugar en Barcelona.

También te puede interesar...

Tatuaban a las mujeres que después prostituían

Coser para dejar atrás la prostitución, la emotiva iniciativa de la asociación APRAMP